aguiarRío Negro. La Cámara debe responder a una apelación que presentaron los abogados del gremio ATE. El dirigente ratificó que si no aceptan su reclamo se entregará voluntariamente.

El titular del gremio ATE, Rodolfo Aguiar, aguarda que en el transcurso de las próximas horas la Justicia Federal defina, finalmente, su situación procesal. Contra el dirigente pesa un pedido de captura nacional para que se presente a declarar por los incidentes registrados en Contralmirante Cordero el año pasado.

Mientras tanto, referentes de ATE se presentaron ante integrantes del grupo sobre Detenciones Arbitrarias del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Trelew, para solicitar su intervención ante “la criminalización de la protesta social” en la provincia.

De acuerdo a lo informado por Aguiar, ahora “la estrategia es evitar que se nos detenga hasta que la Cámara Federal se pronuncie sobre la apelación presentada el jueves” último, donde se solicitó que se lo exima del pedido de prisión. Si bien desde la Justicia habían brindado la posibilidad de una ampliación de los motivos en los que se basa esta petición, la oportunidad fue descartada por la asesora legal del dirigente ya que se busca una resolución inmediata del tema.