“Francisco, el Obispo de Roma” por el Padre Fabián Mondini

belrgoglio 2Hace un año la noticia de que había fumata blanca en el conclave generaba la expectativa de quien había sido elegido de entre los cardenales provenientes de varios lugares del mundo para reemplazar a Benedicto XVI, quien había renunciado al papado por no tener las fuerzas necesarias para llevar adelante tal tarea, decisión de por si revolucionaría y audaz.

Se había hablado mucho de que los candidatos favoritos eran el italiano Scola o el brasilero Scherer, lo cual no me generaba muchas expectativas, aunque mi corazón de cura porteño, ordenado por Bergoglio, y por conocer su estilo aun guardaba en lo más profundo de mi ser cierto anhelo o pequeña esperanza que fuera él el elegido. El solo escuchar al cardenal francés decir en latín su nombre de pila Jorge Mario me desestabilizo racional y afectivamente por un buen rato.

No podía creer que el obispo con el que habíamos charlado tantas veces aun antes de entrar al seminario y con el que vimos que era bueno venir a trabajar pastoralmente a La Adela se había trasformado en el obispo de Roma y sucesor de San Pedro. Lo mismo creo que le paso a muchísima gente de argentina, de Latinoamérica y del resto del mundo que me imagino que no sabría quién era y del cual jamás habrían escuchado algo.

Sorpresa muy grata desde un punto de vista meramente humano, visto desde la fe una gracia enorme de Dios para su Pueblo. Ya la renuncia de Benedicto XVI hay que verla como una gracia de Dios, no porque haya renunciado en sí mismo, sino porque Dios le concedió el valor de llevar adelante un acto libre que como dije antes fue revolucionario y audaz, fue valiente en eso y otras cosas, aunque haya tenido o aun tenga mala imagen o prensa.

La elección de Francisco corrobora esa gracia, ya que con todo lo que ha dicho y realizando iluminado por el Espíritu Santo va marcando un rumbo renovado, no nuevo, detrás de Jesús, siguiendo sus pasos. El busca y quiere que como iglesia tenga los mismos sentimientos de Jesús y vivamos como el mismo Jesús nos enseñara con sus gestos, obras y palabras. A esto yo agregaría que fue electo en cuaresma un tiempo, que para los católicos es de conversión y purificación. La conversión nos hace volver la mirada a Dios y El en su infinita misericordia nos purifica. Francisco está haciendo que la Iglesia (obispos, sacerdotes, consagrados y laicos) vuelva la mirada a Dios para ser purificada de sus pecados y así de un testimonio verdadero y creíble del Evangelio.

Para los que somos creyentes esto nos tiene que animar a la conversión en este tiempo cuaresmal, animarnos sin miedo a volver la mirada a Dios y dejar que Él nos purifique y transforme en hombres y mujeres renovados. Para los que están alejados quizás sea un tiempo propicio para el retorno.

Un año de Francisco, un año de gracia para la Iglesia.

Padre Fabián Mondini, especial para inforiocolorado

 

 

Sin Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

 

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 

RADIO EN VIVO

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Telam

RSS Error: A feed could not be found at http://www.telam.com.ar/rss2/ultimasnoticas.xml. A feed with an invalid mime type may fall victim to this error, or SimplePie was unable to auto-discover it.. Use force_feed() if you are certain this URL is a real feed.

 
 
 
 
 

Espacio Publicitario

 
 
 
 
 

Opinion